03Septiembre

¿Cómo comunicarte exitosamente con tu pareja?

Siete pautas para lograrlo Califícalo...
5.0/5 rating 1 vote

 

La forma en que nos comunicamos con la pareja es sin duda el secreto para sentirnos a gusto o para llenarnos de frustraciones dentro de la relación. 

En efecto, dependiendo de cómo nos comunicamos, promovemos el crecimiento para los dos y la evolución fluida de la pareja o, por el contrario, nos hacemos daño y podemos destruir poco a poco la confianza entre los dos.

ComunicacionPareja4Desafortunadamente no es muy común que recibamos ejemplo y entrenamiento desde niños para comunicarnos con asertividad y empatía con los demás. Por supuesto, esto incluye la pareja. De ahí que muchos estudios señalan a la comunicación como la principal causa de ruptura de las relaciones. Así que es importante promover el desarrollo de las habilidades comunicativas y la disciplina de crecer juntos alrededor de una comunicación cada vez más libre y auténtica.

En este artículo encontrarás siete pautas que puedes poner en práctica para que la comunicación con tu pareja sea cada ver mejor y se facilite la expresión de la verdadera esencia de cada uno de los dos.

Siete pautas para lograrlo

1. Incluir todas las dimensiones de comunicación en pareja

Recuerda que la comunicación no es solo verbal, sino que también es gestual, corporal, táctil e incluso extrasensorial.

Como en la pareja se establece un vínculo emocional y energético fuerte, la comunicación abarca todas las dimensiones posibles de la comunicación: mental, emocional, física, sexual y espiritual.

Todas esas formas de comunicación tienen sus propios lenguajes y momentos en los cuales es importante establecer acuerdos basados en los gustos y necesidades de cada uno de los dos miembros de la pareja.

Así pues, hay que poner en común lo que pensamos y sentimos en cada una de esas dimensiones, además porque hombres y mujeres tenemos necesidades diferentes dado que somos distintos. Por ejemplo, en la dimensión emocional es común que en los momentos de preocupación, las mujeres necesitemos más ser escuchadas por la pareja que aconsejadas. Diferente de lo que ocurre en los hombres, quienes con frecuencia buscan estar a solas para pensar en la solución y por eso necesitan del respetuoso silencio de su pareja.

2. Evitar las distracciones cuando se dialoga

Con el auge de la comunicación móvil y de tantas distracciones que encontramos a un click de distancia en Internet, a veces nos pasamos en el afán de la conectividad 24/7 con el mundo y permitimos que no fluya la comunicación con la pareja por estar en el mundo virtual.

Hay que promover los espacios libres de celulares, aunque sea unos momentos al día, para volver a la magia de las miradas cómplices y de las conversaciones del alma que nutran la relación.

ComunicacionPareja23. Usar un lenguaje constructivo

Aunque se nos ha hablado muchas veces de la importancia de ser impecables con el lenguaje, esta sugerencia la pasamos por alto con disculpas como que ya se tiene mucha confianza entre los dos o tal vez se supone que la persona estará siempre ahí. Incluso a veces se dicen palabras poco amorosas con la premisa de que "es solo una broma", cuando en realidad hay un poco de sal en el comentario.

Recordemos que cada palabra tiene poder y que cada palabra positiva que usamos, regresa a nsootros en energía de abundancia.

En el caso de la pareja a veces pecamos por descuidados con las palabras porque creemos que el paso de los meses y los años nos lo permite todo y se nos olvida que es a quienes más amamos a quienes nos corresponde demostrarlo con un trato impecable siempre, lleno de gentileza,  cordialidad y cariño.

Que cada palabra sea alimento que nutre la relación. Que usemos un ¡qué linda estás! cada tanto o expresiones similares que para la pareja sean relevantes y comprendidas. 

4. Recordar que en la diferencia está la armonía

Como a veces no hacemos acuerdos oportunos sobre determinados temas, puede ocurrir que la pareja se vea acosada por decisiones cotidianas que no dan tiempo. Hay que tener cuidado de que ese afán no se convierta en una sumatoria de desacuerdos que desgasten la relación.  

Es recomendable tomar tiempo para hacer esos acuerdos y recordar que no se trata de que los dos piensen igual siempre porque sería muy aburrido y porque en la diferencia se logra la armonía. Se trata entonces de buscar los puntos comunes para llegar a los acuerdos y se trata de una escala de valores similar entre los dos de modo que ambos comprendan las motivaciones de fondo para cada decisión.

A veces evadimos temas como la educación de los hijos y el manejo del dinero. Es justamente allí donde los valores de cada uno se cruzan y si no hay una semejanza las escalas de cada uno es complejo llegar a los puntos en común. 

5. Evitar las suposiciones

Las suposiciones aparecen cuando damos por cierta una idea o situación a partir de indicios o señales, sin que tengamos completa seguridad de ella. Así que las suposiciones nacen de nuestro  propio mundo interior, no de la realidad objteiva. De hecho las suposiciones surgen precisamente de creencias o expectativas que se formaron en nuestra experiencia personal en algún momento de la vida y también en las relaciones anteriores. 

Lo mejor que podemos hacer para evitar caer en las suposiciones es preguntarle a la pareja abiertamente sobre lo que nos inquieta o sobre lo que tenemos dudas.

ComunicacionPareja56. Procurar ser discretos

Con la fuerza de las redes sociales donde casi todo se comparte, a veces caemos en la tentación de publicar todo lo que ocurre en la vida de pareja. Es una costumbre que puede traer ciertos inconvenientes. Igualmente cada pareja define cómo maneja su relación. Sin embargo resulta interesante conservar cierta información de la pareja solo para los dos porque así se evita dar a entender que los demás pueden opinar sobre la relación.

 

7. Evitar ir a la cama sin resolver las diferencias

A veces nos dejamos llevar por las ganas de llevarlos el punto en las discusiones o por querer que el otro haga lo que yo quiero que haga. Es importante procurar que estas situaciones no se queden pendientes sin resolver cuando vamos a la cama porque esa energía de enfado de todas maneras circula en el ambiente y puede pasar una de dos: o que se resuelvan las cosas con sexo o que se pase la noche llenos de mala vibra. La disciplina de ir a la cama con puntos de acuerdo promueve que el diálogo sea la prioridad y que el sexo no sea la válvula de escape.

Estas son unas pautas que con seguridad pueden ayudar a mejorar la comunicación en pareja. de todas formas la comunicación siempre es de dos y cada pareja tiene sus propios lenguajes.  

 

Publicado en Comunicación, Afecto y amor

Déjame tu comentario

Estás comentando como invitado

Ir al inicio

Contacto

  • Celular:
    (57) 300 587 68 70
  • Medellín, Colombia, Suramérica:
  • E-Mail:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.