24Septiembre

Las excusas para terminar una relación

Cuáles son las formas más comunes de decir adiós a la pareja Califícalo...
0.0/5 rating (0 votos)

Quienes me han seguido en mi blog y en mis redes sociales saben que en mi opinión las relaciones de pareja son una magnífica oportunidad de desplegar todo nuestro potencial humano infinito. Para que eso suceda es necesario que cimentemos la relación desde el amor y no desde el miedo.

La cuestión es que como humanidad estamos aprendiendo a amar y entonces pasamos por relaciones tóxicas basadas en el miedo, antes de llegar a conocer lo que es en verdad una relación de amor incondicional.

En todo ese camino, mientras que llegamos a conocer el amor verdadero, es común que nos sintamos en ocasiones como en el lugar equivocado en medio de una relación que ya no tiene sentido para nosotros. 

De hecho muchas veces pasa que no sabemos ni cómo terminar la relación bien sea por temor a la reacción del otro, o porque nos sentimos incómodos siendo sinceros. De modo que para decir adiós a la pareja preferimos acudir a alguna de las excusas que ya han hecho historia por ser usadas en casi todas partes del mundo.

Menos frecuente pero probable es que también demos excusas para escabullirnos porque en el fondo tenemos miedo de relacionarnos, de ser heridos nuevamente o porque creemos no merecer ser amados.

De manera que podemos hablar de dos tipos de excusas. Unas, las que se dan para salir del paso de una relación que no queremos más en nuestra vida. Otras, las que damos cuando queremos huir ante la posibilidad de una relación afectiva.

¿Cuáles son esas excusas? ¿Qué podríamos hacer en lugar de tener que usarlas?

Bienvenidos a esta nueva entrada de mi blog con este tema. 

 

excusas2
NO ERES TU, SOY YO

Es una forma diplomática de escabullirse sin herir susceptibilidades ni entrar en ninguna discusión.

Se evade la sensación de culpa o de remordimiento por lo que pueda sentir la otra persona al ver que la relación se termina. 

MERECES A ALGUIEN MEJOR

Esta es una excusa puede ser usada cuando de verdad la persona siente que no está a la altura de su pareja, con lo cual habría que preguntarse por la autoestima y por el trabajo de autoconciencia del merecimiento.

Sin embargo esta excusa también puede ser usada para alimentar el ego de quien ya no queremos que sea nuestra pareja. Puede ser que la otra persona siga en la toxicidad y no quiera soltar la relación, por lo tanto es una excusa que facilita desviar la atención hacia otras posibilidades de pareja hipotéticas.

excusas3NO ESTOY PREPARADO/A PARA LA RELACIÓN

Puede ser que verdaderamente la persona no se sienta preparada para una relación, pero cuando esta frase se usa como excusa, lo que puede estar ocultando es la necesidad de dejar el terreno despejado para otra persona en quien se tiene interés.

TENGO OTRAS PRIORIDADES QUE ME OCUPAN

No querer tener una relación es una opción de vida temporal o definitiva.

Sin embargo cuando la persona en realidad lo que quiere es usar esta idea para escabullirse de alguien, lo que puede lograr es también alimentar la ilusión de que a futuro es posible abrir la puerta al amor, inmediatamente se cambien las prioridades actuales.

De modo que esta excusa puede dejar un ciclo entreabierto con la otra persona y la consecuencia es alargar la posible toxicidad previa entre los dos.

excusasES MEJOR QUE SEAMOS SOLO AMIGOS

Esta es una excusa que también busca escabullirnos de la relación, tratando de no dañar la autoestima de la otra persona pero con un problema y es que al dejar la puerta abierta para ser amigos el cerebro no tiene tiempo de asimilar que la relación terminó y se puede cultivar una enorme confusión y ambigüedad en la otra persona.

De alguna manera esta excusa puede conducir a apegos insanos.

Estas son pues las excusas más frecuentes que damos para terminar una relación en la que hemos descubierto que no queremos estar. Todas tienen algo en común y es la evasión a la sinceridad y el tratar de ocultar la verdadera razón por la cual queremos terminar la relación. 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

En nuestro camino de aprender a amar, pasamos por relaciones temporales o por relaciones que ya cumplieron su ciclo o incluso por posibilidades de relación que se abren ante nuestros ojos pero que no nos convencen del todo.

Con mucha frecuencia nos cuesta ser sinceros y decir abierta y asertivamente nuestro deseo, especialmente cuando ese deseo es terminar una relación con alguien o no dejar que empiece alguna relación. 

Como tenemos miedo al rechazo y a no ser amados es posible que en el fondo, inconscientemente queramos evitar herir a la otra persona porque sabemos que duele el sentir el rechazo.

Pero en realidad el miedo es ego y el ego es el que se siente rechazado o no amado.

Cuando trascendemos el ego y vamos a nuestro ser de luz interior, todo ese miedo de no ser amados o de ser rechazados se desvanece como el hielo ante los rayos del sol.

Nada mejor que la sinceridad, la autenticidad y la libertad. Si no es tu deseo estar en una relación, dilo amorosamente, con respeto, con amabilidad, con compasión y con total sinceridad.

Si la otra persona se siente ofendida o adolorida, envíale luz de amor y deja que algún día comprenda que es el ego el que se siente así.

Busca perdonar, sanar, sellar aprendizajes y soltar con paz interior, esa es la mejor manera de que puedas avanzar en tu propio camino de amar. Si la otra persona no hace su tarea, no es tu culpa ni tu responsabilidad.

Conserva tu gratitud por lo que aprendiste con tu ex pareja o con esa persona que quería avanzar en una relación contigo.

Si tienes dudas sobre este tema o cualquiera otro de relaciones de pareja, me puedes consultar en mi correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recuerda que la relación más importante es contigo mismo o contigo misma.  

 

 

Publicado en Filosofía de vida, Bienestar y felicidad, Afecto y amor

Déjame tu comentario

Estás comentando como invitado

Ir al inicio

Contacto

  • Celular:
    (57) 300 587 68 70
  • Medellín, Colombia, Suramérica:
  • E-Mail:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.